Por Carlos Cefal

A mediados de los noventa las multinacionales cerealeras que ya controlaban los recursos alimentarios de la humanidad desarrollaron el plan globalizador generador de alimentos más importante en la historia.

Argentina, Brasil y Estados Unidos utilizando la misma tecnología, parecidos recursos naturales, y los mismos mecanismos de comercialización globalizaron la producción mundial de soja, y un poco más adelante, de maíz. Esta multinacional de los alimentos controla “científicamente” quién va a comer, cómo lo va a hacer, y a quién y cuánto va a pagar por esa comida.

Dos de esos países se propusieron lograr el autoabastecimiento energético además de convertirse en el primero y segundo exportador mundial de granos. Estados Unidos y Brasil lo lograron. Esta década, Estados Unidos volvió a autoabastecerse de recursos energéticos. ¿Quedaron atrás las viejas discusiones con la OPEP? Parecería ser que sí. Seguridades: Argentina, ya no forma parte del trío, es imposible que se autoabastezca energéticamente. El imperialismo parece que ya redefinió su rol. Rebotando permanentemente en el entorno de los cien millones de toneladas de granos de producción, ve alejarse a los dos colosos. ¿Qué nuevo plan nos preparan? ¿qué sector del peronismo lo va a ejecutar? ¿A quiénes tendrá el peronismo como furgón de cola para seguir apoyando como la pata” izquierda” de la mesa y darle un poco de colorido a los planes de la burguesía? Será el nuevo Peronismo Macrista?

El biocombustible, la herramienta indispensable por su capacidad de regular precios en los mercados granarios, se desarrolló rápidamente en los tres países. En la Argentina lo hace en base a soja, pronto lo hará – al igual que en los otros dos – también con el maíz. Las cerealeras manejan así las posibles caídas de demanda y así sostienen el precio. Debemos acostumbrarnos a estas nuevas Juntas Nacionales de Granos el peronismo decidió que fuera así para Argentina.

El capitalismo no quiere resolver el problema del hambre, ni aún en los Estados Unidos. Mucho menos, en Brasil y Argentina. Por eso, la mayor producción de alimentos debe ser controlada por esa válvula de escape que es la generación de biocombustibles. En Estados Unidos y en Argentina se pone como pretexto los “beneficios ambientales” de la supuesta fijación de dióxido de carbono que se realiza utilizando biodiesel o etanol. No lo hacen por el ambiente, lo hacen para encarecer la comida y así controlar las masas en el mundo globalizado. Cínicos. Estados Unidos vuelve a ser la superpotencia autoabastecida de todo. Le falta la moral, claro. Y esa no se compra en los mercados.

La visita de Obama pone en evidencia quien conduce la Internacional Verde contra el CAMBIO CLIMÁTICO sic¡¡ y porque se somete Argentina mansamente. Sólo falta que se pretenda estúpidamente desarrollar algún ridículo plan de agricultura urbana y que lo dirija Maduro, aclaremos que también es verde.

Macri y sus diputados de Greenpeace, toda la izquierda argentina ,TODA, el Papa, la Sociedad Rural, las cámaras de biocombustibles, las cerealeras encabezadas por Cargill, el Grupo Clarín entre otros “ambientalistas “ TODOS UNIDOS TRIUNFARÁN en lograr el cierre del programa DE CENTRALES NUCLEARES de la COMISION NACIONAL DE ENERGIA ATOMICA DE LA ARGENTINA.

ESO QUIERE OBAMA!!!

La misma semana que el ambientalismo verde, rojillo, o el color que uno pida, insiste en las dudas que generan las centrales atómicas , Macri echa 2400 empleados de los proyectos en marcha, al mismo tiempo, recrudecen las presiones para llevar al maíz como la nueva mega estrella de la agricultura “ambientalista” argentina. Pretenden elevar el área sembrada y destinarla a la generación de biocombustibles para fijar carbono. A través de éste proceso prometen suplantar la generación eléctrica de las centrales de Atucha y Embalse. Todo el sistema de producción de maíz moderno es genéticamente dependiente de los Estados Unidos. El modelo independiente de desarrollo nuclear argentino en manos del peronismo-macrista es una utopía.

Es fundamental iniciar un debate serio, profundo para entender quiénes están detrás de las ONGs, a qué intereses sirven cuando amenazan a la humanidad con catástrofes ambientales sin cuestionar al Capitalismo. ÉSTE ES EL PROBLEMA A SUPERAR!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categoría

Carlos Cefal, Medio Ambiente, Número 0, Política