Por Fabián Badano (Partido Comunista – Mercedes)

La experiencia post XVI Congreso ha sido, para los comunistas, una etapa difícil de definir en el terreno de la acumulación y la lucha por estrechar el margen de diferencia de fuerzas entre el campo popular revolucionario, y los representantes del poder opresor.

Poder definir cómo acumulamos y para qué, ha sido, sin dudas, la principal deficiencia de nuestro partido, al menos a nuestro entender.

El XVI Congreso pareció abrir un debate y un ejercicio de la crítica y la autocrítica permanente, que se consolidaría con el tiempo como ejercicio cotidiano en la vida de nuestra organización, pero todo quedó solamente en una expresión de deseo. Así dejamos pasar una oportunidad inmejorable para corregir errores y no volver a repetirlos.

Es innegable que no hemos hecho una lectura correcta ni hemos interpretado acertadamente el desarrollo de la lucha de clases a través del tiempo y los acontecimientos. La tentación permanente que nos ofreció la participación en el terreno electoral, nos ha llevado a caer, una y otra vez, en la trampa que nos pone la democracia burguesa y hemos consumido el tiempo y el esfuerzo que debíamos ocupar en la concentración de las fuerzas del partido, para poder acumular y desarrollarlo.

La experiencia práctica nos demuestra, una y otra vez, que la lucha de clases tiene múltiples expresiones y, por consiguiente, variadas formas de intervenir. Por eso, no podemos consumir prácticamente la totalidad de nuestros esfuerzos, nuestro tiempo y nuestros grados de organización, en el plano meramente electoral.

Tenemos muy en claro que en un proceso revolucionario, no son necesarios solamente los comunistas, que la política de alianzas es una herramienta fundamental en nuestro trabajo de acumulación, por eso se torna esencial tener en claro el “por qué” y el “para qué” acumulamos.

Nuestro enemigo permanente es el capitalismo, y queremos derrotarlo, entonces debemos buscar alianzas con los sectores que estén dispuestos a construir un espacio basado en un programa de neto corte anticapitalista, donde se pueda sentar las bases de una construcción socialista. Nunca hay que subestimar ni descartar la lucha electoral, pero ésta lucha debe estar supeditada a la construcción que planteamos anteriormente.

Es imprescindible que redefinamos el alcance del concepto “campo popular”, para no quedar otra vez atados a la práctica y a la política de la pequeña burguesía, que reniega y desconoce permanentemente la vigencia de la lucha de clases y retarda todos los procesos liberadores o de posible construcción política de los trabajadores.

En el terreno que nos ofrece la lucha de clases (política, sindical, juventud, género, territorio, etc..) aparecen en forma permanente cuadros políticos naturales, y es sobre ellos que debemos posar nuestra mirada. Tenemos que abordar esos cuadros, algunos se sumarán a nuestro partido y otros serán nuestros aliados, pero ésta debe ser, sin dudas, nuestra tarea de acumulación, y debemos hacerlo de forma organizada y planificada.

Debemos sumar y actuar con amplitud, participando y acompañando las acciones de la clase en su afán de organizarse y luchar, atendiendo todas las parcialidades que cuestionan al sistema.

En éste sentido, aplaudimos la intención de CENTENARIO de aportar al debate, y la valentía de plantear, hoy, la necesidad de un estudio profundo de la situación material y la política del capitalismo en el mundo, y sobre todo, en la Argentina, para poder, en base a éstos conocimientos, trazar la táctica y la estrategia correcta, para encarar el único camino posible, el de la lucha contra el capitalismo en todos los frentes, abordando la cuestión del poder, y lograr así desentrañar el rol del Partido Comunista en la lucha revolucionaria que nos lleve al socialismo.

No nos mueve, en absoluto, un espíritu conspirativo sino la defensa de los principios leninistas de la organización, que nunca debieron dejarse de lado, más allá de la correlación de fuerzas. Por eso defendemos e impulsamos la construcción de un partido revolucionario.

Tenemos la ideología…SALGAMOS A LA BÙSQUEDA Y ORGANIZACIÒN DEL SUJETO QUE LA LLEVE A LA VICTORIA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categoría

Fabián Badano, Número 1, Política