GLORIA ETERNA A VÍCTOR GOROSITO

Por Comandante Camilo

En un humilde hogar , en aquel duro año de 1943, cuando el mundo se batía en feroz duelo entre las fuerzas oscuras del fascismo europeo y el futuro luminoso que representaba la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, la URSS.

Cuando sectores pro-fascistas del ejército argentino se preparaban para encabezar un modelo socioeconómico de posguerra que frenara el avance del comunismo que se veía ya triunfador en la gran contienda mundial, años en que nuestro pueblo argentino vivía en la más grande de las miserias producto de la dominación imperialista inglesa y norteamericana, pero también años de gran moral combativa de la clase obrera, dirigida en aquel entonces fundamentalmente por el Partido Comunista Argentino, nace Víctor Gorosito, en una, también, humilde familia. Crece como todos los jóvenes de esa época, en medio del triunfalismo primero y de la decadencia después de la economía peronista de posguerra, ve con sus propios ojos juveniles sus contradicciones internas, logra discernir la diferencia entre la retórica obrerista y los verdaderos intereses de clase de esa experiencia burguesa, no es Víctor un joven que se deje arrastrar por las modas políticas imperantes, ve caer a Perón en el ’55 y entrada la etapa de la Resistencia a la dictadura “fusiladora”, en plena persecución estatal burguesa, empieza su carrera de obrero, conoce el sufrimiento de sus compañeros y se da cuenta que es el mismo que él vivió, conoce la secular explotación de clase de la burguesía que ni la dictadura ni el peronismo aniquilaron, conoce de miedos y silencios, y conoce al Partido de los comunistas, y con 18 años aprende con el Partido que el miedo es derrotable al igual que la burguesía, que la miseria no es una fatalidad eterna, que la unidad de los trabajadores tiene la fuerza del acero para derrotar el plástico de la empresa Casco en la que trabaja, y de la mano del cordobés Anselmo ingresa en las filas del PCA, del que no se irá jamás.

Del plástico a una empresa Láctea, y de ellas por obra de persecución política y sindical al desempleo, a las changas con su inseparable amigo y camarada Héctor Villareal, hasta que ingresa en la industria papelera en la Saenz, donde los compañeros lo nombran delegado sindical, en años en que lejos de los lujos de los empresarios-sindicalistas actuales, te costaba la libertad y hasta la vida representar a los compañeros.

En la dictadura de Ongania se lo ve al Gorosito llevando la orientación de luchar y unir la clase para derribar la dictadura de los monopolios, en su bicicleta, a pie o como sea, escondiendo la prensa comunista, garantizando que llegue…en el ’74 al frente del comité de Berazategui resistiendo a la triple AAA de Perón y López Rega, sus CNU  y el Comando de Organización, todas estructuras para-policiales de represión y sicariato, resiste y en la clandestinidad a partir del ’76, como tantas veces le había tocado a lo largo de casi toda su militancia, vuelve al peligroso y fundamental oficio de garantizar la distribución de la prensa partidaria, de asegurar que llegue la orientación, que los comunistas y los compañeros que nos rodean sepan qué pasa, qué hacer, y cómo hacerlo, distribución de prensa que le costara la vida a muchos camaradas a lo largo y a lo ancho de la patria, el Gorosito cumple con inteligencia y sagacidad esa misión, con valentía, haciendo uso del engaño y la burla al enemigo de clase en plena dictadura sangrienta que dejara 30000 Gorositos desaparecidos, pudo ser uno más, la suerte, el azar y su disposición a dar la vida, pero también a quitarla en el cumplimiento de su tarea revolucionaria, le dieron una oportunidad de seguir con vida en medio de tanta adversidad, quizás por esa Disposición de Víctor sus tareas en el 14 y 16 Congreso del Partido fueron de seguridad y autodefensa, y quizás por esto también el planteamiento del viraje revolucionario del 16 Congreso no lo tomó de sorpresa, en su mente y en su carácter firme, el viraje revolucionario se le hizo apenas lógico, la recuperación del Che Guevara y de las experiencias armadas de Argentina y América Latina para él era algo obvio que no admitía ninguna discusión, un Comunista debía ser un combatiente, y por eso fue un ferviente defensor e impulsor del viraje revolucionario, diríamos que un Consecuente Impulsor del viraje, apoyó  sin reservas y con la lealtad propia de los humildes de la tierra, con la sencillez del obrero, a esa generación de jóvenes de la Fede encabezada por Patricio que dirigieron con aciertos y errores el viraje, fue consecuente y leal con el viraje incluso en la crítica a los desertores que se abrieron de la senda, criticó a los inconsecuentes, fustigo a los cobardes, pero en sus últimos años, postrado por la enfermedad que lo atacó como consecuencia quizás de tantos años de sacrificio y penalidades, ya en una situación de salud muy compleja y decepcionado con la dirección liquidacionista, todavía se lo veía preocupado por la formación comunista de su hijo, por la forja de su carácter y moral revolucionaria. Jamás dejó de creer en la recuperación revolucionaria del Partido Comunista, dedicó sus últimos días a su familia y les inculcó la convicción de seguir luchando hasta Vencer.

Gloria Eterna a Víctor Gorosito, tu bandera Roja de Patria o Muerte está ya en las manos de tu hijo Cristian y renace en la lucha por recuperar el Partido de la Revolución socialista en Argentina, el Partido Comunista.

Hasta la Victoria Siempre!!!!

Venceremos camarada!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: