7 C
Salta
lunes, agosto 10, 2020

ANTAURO EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS

Antauro Humala Tasso, preso político, militar, escritor, dirigente social y político, rebelde, etnocacerista, líder de los excombatientes, hermano de los indígenas y de los campesinos, hijos del pueblo profundo del Perú, ha desafiado en la cárcel, el hostigamiento y la arbitrariedad del poder judicial y político, también al covid-19, con fuerte presencia en las encuestas para las elecciones generales del 2021, su figura como candidato a la presidencia crece en una sociedad devastada por la enfermedad, el desempleo, las privatizaciones y la corrupcion.

Por Oscar Rotundo

“¡Todos somos Facundo Molares”,

 Libertad para Facundo preso de la dictadura boliviana!

La historia de Antauro Humala esta signada por la lucha contra la clase política que históricamente ha oprimido a las poblaciones humildes de Perú, favoreciendo la transnacionalización de las riquezas y la transculturización de la sociedad, intentando borrar de la conciencia colectiva, la gloriosa existencia de los antepasados indígenas que construyeron una de las civilizaciones más avanzadas y equitativas de las que se tuvieran  conocimiento para la época de la conquista.

Nacido en Lima, el 29 de junio de 1963, el My. de Infantería Antauro Humala Tasso, es hijo de Isaac Humala Núñez, un abogado peruano (militante del Partido Comunista Peruano y del Movimiento de Izquierda Revolucionaria), fundador del Movimiento Etnocacerista Peruano (grupo de nacionalistas étnicos del Perú) y de Elena Tasso pedagoga y abogada.

Estudió en el Colegio Franco-Peruano de Lima, en el Colegio Nacional de Ciencias y Artes del Cuzco (Qosqo), y en la Universidad Nacional Agraria La Molina en la carrera de Ingeniería Agrónoma.

Luego de su incorporación a la Escuela Militar de Chorrillos, promociona como oficial en los años de la guerra contra Sendero Luminoso, combate como jefe de patrulla y analiza desde su posición de combatiente el significado sociocultural de aquel conflicto.

Forma parte de la oficialidad que rechaza el adoctrinamiento del Comando Sur del US ARMY en temas que le competen a Perú y desarrolla entre sus pares el planteamiento “etnocacerista” sobre la relación pueblo-ejército, sustentado en el etnonacionalismo que reivindica la estirpe ancestral cobriza de la milicia histórica.

Por su activa militancia, en 1989 es apresado y despojado del mando de tropa por ser “poco ortodoxo en sus criterios”, según el Alto Mando Militar.

Luego de descubrir 3 hitos perdidos en la cordillera del Cóndor junto a soldados aguarunas; con el grado de capitán participa en la guerra fratricida contra el Ecuador; en 1997 asciende a mayor y al ingresar a la Escuela Superior de Guerra, es invitado en forma ilegal e ilegítima al retiro.

En el retiro, se desempeña como Oficial Mayor del Instituto Sanmartiniano del Perú y en octubre del 2000, comanda a fuerzas reservistas en lo que sería la primera rebelión etnocacerista en el sur del país (Locumba), que junto al pueblo forjan la caída del tándem Montesinos-Fujimori-Cúpula Militar.

Por este hecho es encarcelado junto a sus hombres y después de unos meses son amnistiados por el Congreso.

En libertad, da forma al movimiento y organizar políticamente a los excombatientes peruanos (veteranos de la guerra contra Ecuador y de la lucha contrasubversiva), que en su gran mayoría se encuentran en situación de pobreza, abandonados por el Estado.

Participa junto a sus hombres en un acto de desagravio al Perú en la línea fronteriza con Chile, derribando una caseta de vigilancia de la fuerza chilena, establecida en parte del territorio usurpado a Perú, situación que lo lleva nuevamente a la cárcel al ser detenido por Seguridad del Estado Peruano.

Para esa época publica el libro “Ejército Peruano: milenarismo, nacionalismo y etnocacerismo”, que sería considerada como la obra fundamental de su pensamiento; y para finales del 2001presenta el periódico “Ollanta”, que logra gran aceptación en el seno del pueblo, alcanzando el mayor tiraje en la historia del periodismo peruano con 165 mil ejemplares impresos, distribuidos por reservistas que integran el nuevo Movimiento Nacionalismo Peruano, entre las comunidades más diversas y distantes del país profundo.

Para el año 2003 forja una alianza estratégica con el movimiento agrococalero y lanza la consigna: “peruano, haz patria: ¡siembra coca!”, que provoca la persecución gubernamental contra el periódico y la militancia, prohibiéndose sus actividades y allanando sus locales.

El Movimiento, se reorganiza y vuelve a tener alcance nacional, reagrupando y forjando nuevos batallones de reservistas y escuelas de formación política en los valles cocaleros de la selva, la sierra y la costa sur, como también en los suburbios marginales de Lima.

El 1ro de enero del 2005, el Mayor Antauro Humala, comanda un contingente de 500 reservistas, que se rebela contra el gobierno de Alejandro Toledo por su política económica neoliberal y en desconocimiento a la fraudulenta Constitución Fujimorista de 1993, que el mismo Toledo utiliza para quedarse en el poder.

Con relación a este suceso histórico, podemos encontrar una referencia importante en el trabajo realizado por el periodista y escritor Pedro Saldaña Ludueña, que en el prólogo de su obra “Conversaciones con Antauro Humala” *, señala:

“Ahora bien, es evidente la motivación política del acto de insurgencia encabezado por Antauro en la madrugada del 1º de enero del 2005 contra el inmoral Alejandro Toledo, incapaz siquiera de reconocer a su hija Zaraí (sino hasta que se encontró contra las cuerdas), mintiendo al país sobre este hecho antes de estar en el gobierno (y ya estándolo también), y que debió de ser destituido por el Congreso declarándose su incapacidad moral, lamentablemente no lo hicieron; sin embargo, se hizo todo lo contrario manteniéndolo en su puesto. Lo correcto era pues, declarar la vacancia del cargo de Presidente de la República; y para “aferrarlo”, nuestro tercermundista Tribunal Constitucional de marras, el 2004 elevo el número necesario de congresistas para declarar la vacancia del cargo de Presidente de la República. No conforme con esto, Toledo a su vez, se dedicó a dar respaldo a los cambios que se intentaban hacer mediante la falsa formula de la “Reforma Constitucional” dentro del parlamento, sin tener éste, facultad de Poder Constituyente, ya que se trataba de un simple Congreso ordinario, amén de, ser fundamentalmente, la Constitución de 1993 espuria y no proceder dicho mecanismo. Y al validar el “presidente” Toledo la Constitución fraudulenta del 93, como hasta ahora se sigue validando, de forma miserable; ilegítima e inconstitucional, se puso fuera de la legalidad; Toledo, por lo tanto, al no funcionar los mecanismos constitucionales debió ser relevado por las FFAA, para que, reponiéndose la Constitución de 1979, concomitantemente convocarse inmediatamente a una Asamblea Constituyente y nuevas Elecciones Generales. Hoy el Perú continúa subyugado y su voluntad popular olvidada, en consecuencia, debemos exigir cuanto antes la convocatoria a una Asamblea Constituyente que le devuelva al pueblo su voluntad soberana hoy en cautiverio, de lo contrario tendríamos toda la razón, como lo hizo Antauro, de invocar y ejecutar el derecho a la insurgencia, como lo señala la legitima Constitución de 1979. Lo que afirmo, no significa que necesariamente concuerde con las ideas de Antauro Humala, empero si concuerdo con el caso de la legitima insurgencia del Andahuaylazo, y sigo afirmando y sosteniendo la defensa de dicha rebelión justísima contra el oprobio de la Constitución de 1993.”

También, reflexiona sobre una realidad que da luz a la situación actual del Perú… “¿Porque Antauro continua preso? ¿Por qué los reservistas que se levantaron contra Alejandro Toledo exigiendo su renuncia continúan presos? ¿En suma, por qué todos ellos continúan presos si también se levantaron contra la apócrifa Constitución de 1993?, de tal manera que ha llegado la hora de exigir la libertad de todos ellos por haber salvado el honor del país.

Esto implicaría que también hay responsabilidad, en quienes mantuvieron y mantienen aún hoy la ilegítima “Carta” del 93.”

El Alto Mando y los gobiernos que continuaron desde el 2005, y la clase política y la oligarquía limeña, saben esto, es por ello, que tuvieron que montar un “Falso Positivo” en los sucesos del Andahuaylazo,adjudicándole a los sublevados y en particular al Mayor Antauro Humalael asesinato de cuatro policías, como lo demuestran las ultimas pericias realizadas y que los abogados defensores esgrimen para exigir su libertad.

El primero de enero del año 2005, el Comandante Antauro y sus hombres, tomaron la ciudad y la Comandancia Policial de Andahuaylas, actividad que duró cuatro días, con presencia de la prensa y participación de los lugareños.

Durante los acontecimientos se produce el deceso de cuatro miembros de la Policía Nacional de Perú que son adjudicados de manera arbitraria a los alzados.

Luego de la rendición ante las fuerzas del ejército comandadas por el actual legislador Otto Guibovich, el Mayor (r), Antauro Humala Tasso fue sentenciado en marzo de 2008, por la comisión de los delitos de rebelión, homicidio simple, sustracción de armas de fuego, secuestro y daños, condenándosele a diecinueve años de pena privativa de la libertad.

Durante el proceso judicial, nunca se realizó la “RECONSTRUCCIÓN DE LOS HECHOS”, solicitada por la defensa y en la sentencia, se absuelve a los reservistas Etnocaceristas Tito Palomino Almanza y al ex–soldado (en actividad durante el evento) Daniel Claudio Ludeña Loayza, como autores del delito de Homicidio Simple y a la vez, de manera “ilógica”, condena al My. (r) Antauro Humala Tasso como “coautor”, sin que existan los autores directosdel delito de homicidio simple, y pese a que nunca se acreditó que el Mayor Antauro Humala haya efectuado disparo alguno, pues en la prueba de absorción atómica realizada, el resultado fue negativo.

Durante todos estos años la defensa acudió a las distintas instancias para clarificar lo ocurrido en los hechos, presentando nuevas pruebas, entre otras, como un Video/Audio (Extracto) de la exposición de Carlos Basombrío Iglesias, Viceministro del Interior durante el Gobierno de Alejandro Toledo, en la que se hace referencia a la mortandad policial acaecida en el “Andahuaylazo”. En esta exposición oficial, en el minuto 3 (3’08’’), el Ministro Basombrío afirma textual y categóricamente que los cuatro policías occisos durante el “Andahuaylazo”, “FUERON ASESINADOS POR DISPAROS A SANGRE FRIA DESDE LAS ALTURAS DE LOS CERROS”. Al respecto, los únicos cerros que rodean la ciudad de Andahuaylas son el “Huayhuaca” y el “Huayrapata”, en cuyas pendientes o laderas –tal como especifican los documentos militares citados, estuvieron emplazados tácticamente elementos de las Fuerzas del Orden, específicamente los francotiradores de la 1ra Brigada de Fuerzas Especiales del Ejército.

Es necesario precisar que las fuerzas Etnocaceristas, durante todos los días que duró la rebelión (1°, 2 y 3 de enero 2005), se mantuvieron en el radio urbano de la ciudad de Andahuaylas, ya sea en la Comisaría propiamente dicha, en sus inmediaciones y/o en las siete barricadas establecidas periféricamente en torno a dos cuadras de la mencionada Comandancia Policial (Comisaría). Nunca estuvieron en los cerros Huayhuaca ni Huayrapata ocupadas por Fuerzas Especiales del Ejército.

También se consigna el, “FAX N° 08 DEOPNS-F1/COC” de fecha 12 de enero 2005 suscrito por el Gral. Brig. (2do. Comandante General de la Region Militar del Centro), Willy Talavera Villacorta, dirigido a los Comandos de la 1ra Brigada de Fuerzas Especiales y a la 18a Brigada Blindada, en donde se menciona que no se había cumplido con pasar el examen de absorción atómica a los integrantes de las brigadas 1ra BRIG FFEE y 18a BRIG BLIND, pese a que estaba dispuesto así por la Fiscalía.

Es decir: ningún miembro del Ejército (1ra. BRIG FFEE) participante en las operaciones represivas del “Andahuaylazo” se tomó dicho examen, incluidos los francotiradores apostados tácticamente en las laderas de los cerros Huayhuaca y Huayrapata, durante los hechos del día 02 de enero en que fueron acribillados por la espalda y por disparos a larga distancia cuatro policías (Escuadrón Verde), además de dos reservistas Etnocaceristas.

De esta manera, con el incumplimiento de la realización de la prueba de absorción atómica que pidió en su momento la fiscalía, queda clara la intención de manipular el proceso por parte de las Fuerzas Armadas.

Todos los argumentos y pruebas citadas, demuestran que estamos frente a un proceso judicial en donde, existen serios indicios para afirmar que se habría sentenciado a una persona inocente, a quien se le hizo pasar una condena de pena privativa de la libertad, usando medios probatorios adulterados, no actuados y merituados indebidamente.

En la actualidad el Mayor (r), Antauro Humala Tasso, se encuentra en una cárcel de máxima seguridad (piedras gordas), en las afueras de Lima, ha cumplido más de 15 años de reclusión, sin que se le concedieran los beneficios que posibilitarían su libertad y sin habérsele otorgado la revisión del caso al calor de las pruebas mencionadas, pese a ello sigue  en la dirección de la prensa Etnocacerista (rebautizada por las bases y organizaciones sociales a nivel nacional como “Antauro”), investiga y escribe libros como, “Etnonacionalismo izquierda y globalidad», “De la Guerra Etnosanta a la Iglesia Tawantinsuyana: La reivindicación de los «demonios» y el color insurgente de la fe” y en el año 2018 funda el “Frente Patriótico”, que tiene como función principal unir organizaciones sociales y llevar adelante una propuesta única cimentada en 10 puntos básicos, consiguiendo en estas últimas elecciones congresales 13 diputados, siendo una de las principales fuerzas políticas.

Solidario con los nuevos gobiernos populares que se desarrollaron durante su encarcelamiento en América Latina y expectante ante las afrentas imperiales en la región, nunca dejo de vislumbrar la necesidad de unidad entre aquellos pueblos que conformaron la gran región incaica, fundamentalmente entre los pueblos de habla quechua y aimara, reivindicando el Estado Plurinacional, como Estado a construir.

Con la Asamblea Constituyente como bandera y la referencia histórica de la gesta de Andrés Avelino Cáceres y del general Velasco Alvarado, impulsor del Gobierno Revolucionario de las Fuerzas Armadas, que, entre sus varias transformaciones, produjo la nacionalización de las empresas extranjeras y la reforma agraria, Antauro Humala, acumula fuerzas, sabiendo que el capitalismo y la pandemia dejaran como saldo en el futuro cercano un desastre económico y social de magnitud incalculable.

El “Informe sobre el impacto económico en América Latina y el Caribe de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) de la Cepal”,señala que, “La caída de la actividad económica mundial, en particular en los Estados Unidos, China y Europa, tiene un impacto negativo en América Latina y el Caribe a través del comercio, en sus dimensiones de volumen y precio, en especial de materias primas”, y augura que Las mayores repercusiones se observarían en los países de América del Sur, que se especializan en la exportación de bienes primarios y, por lo tanto, son más vulnerables a la disminución de sus precios”…” Las exportaciones regionales a China serían las que más disminuirían en 2020 (24,4%). Esto afectaría especialmente a los productos con eslabonamientos hacia adelante en las cadenas de valor en ese país (mineral de hierro, mineral de cobre, zinc, aluminio, soja, aceite de soja, entre otros). Los países más expuestos son la Argentina, el Brasil, Chile y el Perú, los mayores exportadores de la región de esos productos a China”.

Según el presidente del Banco Central de Reserva (BCRP), Julio Velarde, “Perú este año sufrirá la mayor caída económica de los últimos 100 años, con un descenso de -12,5 % de su PIB, motivado por la paralización de casi todas las actividades para enfrentar a la pandemia de la COVID-19”,también señalo que se produjo una disminución del empleo formal en 47 %, con la pérdida de 2,4 millones de puestos de trabajo y auguro que “millones de hogares afectados y mucha de esa gente no va a encontrar empleos cuando todo se reabra”.

Un país endeudado, con una crisis institucional y política que se viene gestando desde hace años y un sistema de asistencia social quebrado y corrompido, forma parte de la realidad que tendrá que enfrentar Antauro Humala de acceder a la presidencia del Perú, su compromiso patriótico y el acompañamiento de los sectores populares serán fundamentales para la refundación de un Nuevo Perú.

*Conversaciones Antauro Humala. Primera Edición, mayo de 2007. Lima, Perú Impreso por Juan Gutemberg Editores Impresores E.I.R.L

Últimas noticias

REBELIÓN POPULAR POR LA LIBERTAD Y REPATRIACIÓN DE FACUNDO MOLARES

El pasado viernes 7 de agosto el Movimiento Rebelión Popular organizó una jornada nacional de lucha para visibilizar el pedido de liberación y repatriación...

UNA NOCHE DE FUMATA

Por Leandro Gamarra Entre los peligros más serios que acechan hoy día al pensamiento emancipador-revolucionario, tal vez sea el posibilismo el que más ha tomado...

[Aporte] La vigencia del Che y Mariátegui

Por Juan Manuel Carranza Laurente José Carlos Mariátegui nace un 14 de Junio de 1894 Ernesto “Che” Guevara nace un 14 de Junio de 1928 Entre ambos...

Apoyo a los bloqueos por la democracia en Bolivia

https://youtu.be/ewZ28oUx8uI Leonardo Juárez, Secretario del Partido Comunista de Salta y director de Revista Centenario envía su apoyo a los...

Noticias relacionadas

REBELIÓN POPULAR POR LA LIBERTAD Y REPATRIACIÓN DE FACUNDO MOLARES

El pasado viernes 7 de agosto el Movimiento Rebelión Popular organizó una jornada nacional de lucha para visibilizar el pedido de liberación y repatriación...

UNA NOCHE DE FUMATA

Por Leandro Gamarra Entre los peligros más serios que acechan hoy día al pensamiento emancipador-revolucionario, tal vez sea el posibilismo el que más ha tomado...

[Aporte] La vigencia del Che y Mariátegui

Por Juan Manuel Carranza Laurente José Carlos Mariátegui nace un 14 de Junio de 1894 Ernesto “Che” Guevara nace un 14 de Junio de 1928 Entre ambos...

Apoyo a los bloqueos por la democracia en Bolivia

https://youtu.be/ewZ28oUx8uI Leonardo Juárez, Secretario del Partido Comunista de Salta y director de Revista Centenario envía su apoyo a los...