7 C
Salta
lunes, agosto 10, 2020

EL CHACO SALTEÑO EN EMERGENCIA PERMANENTE

Por Fernando Barbarán

El gobierno de la Provincia de Salta ha declarado la extensión de la emergencia socio-sanitaria para el Departamento de Rivadavia por noventa días más. Molesta cada vez que la situación socio-sanitaria en el norte de la República Argentina es noticia y nos volvemos a acordar de esta región. Pareciera ser como que las condiciones del Chaco Central es un mal necesario para los gobiernos de turno, tanto provincial como nacional; saben que hay un desastre humanitario en el lugar, no invierten en proyectos para la zona, pero para cada elección legislativa o ejecutiva les surge la maravillosa idea de presentarse en el lugar con promesas, lindas ideas, alguna que otra ayuda efímera y una vez conseguido el sufragio (en Salta representan el 4% del padrón electoral) los micrófonos, las luces, las cámaras fotográficas y los telones desaparecen.

Mientras tanto quedan las pésimas condiciones de salud, el mal saneamiento, el hambre, la desnutrición infantil, la falta de trabajo y educación y demás cuestiones que ubican a las personas que habitan el chaco salteño como las poblaciones de mayor porcentaje de necesidades básicas insatisfechas, es decir las más vulnerables.

Históricamente el Estado argentino nunca ha tenido una política para con los pueblos originarios. O mejor dicho, la única política al respecto fue la discriminación constante y la expulsión de ellos a los márgenes del país, particularmente a esta región que conforma el Departamento de Rivadavia donde se encuentra el suelo más improductivo y desértico de la región del Gran Chaco. La carta magna de la República Argentina declaraba que a los pueblos originarios había que mantenerlos en reservas y convertirlos a la religión católica. Fue recién en 1994 cuando la Constitución Nacional establece que se debía reconocer la preexistencia étnica de los pueblos indígenas argentinos, garantizar el respeto a su identidad y el derecho a una educación bilingüe e intercultural. Sumando además el genocidio durante la Conquista del Desierto a cargo del Estado argentino y las masacres a comunidades como las de Napalpí (Provincia de Chaco, 1924), Rincón Bomba (Provincia de Formosa, 1947), entre otras, estamos hablando de una metodología que explica una de las razones de por qué la situación de los indígenas en Argentina es tan crítica. No por nada la Organización de las Naciones Unidas le llama la atención al Estado desde 1946 sobre una discriminación a las etnias originarias y presenta sus causas de violación a los derechos humanos en la zona de mayor vulnerabilidad que representa el Chaco Salteño.

Actualmente el gobierno provee (de manera limitada o insuficiente) educación, servicios de salud y servicios básicos, no se está negando eso. Pero volvemos al tema de las políticas, ya que estas buscan tratar de dejar suspendidas las vidas de esos lugares y nunca se proyecta un futuro productivo en los mismos. El buen programa de asistencialismo que ejecuta el gobierno en el lugar, al igual que en todo el país, es simplemente un placebo para las sociedades insertas en el mundo occidental, cristiano y capitalista. Una ayuda económica mínima no genera a las poblaciones afectadas en el Chaco más que la posibilidad de acceder a ciertos artículos de higiene, limpieza o de alimentación solo para mantener el sistema de economía de mercado vivo, y hacerlos más dependientes de este. Está claro que no está alcanzando solamente con ir a inaugurar un centro de salud que no da abasto para atender a personas de 60 kilómetros a la redonda o una escuela que al no tener las condiciones mínimas no puede implementar un seguimiento de los alumnos que asisten. Sin embargo, posteriormente no llegan los insumos a ninguno de los dos edificios públicos.

En el tema del agua es donde se nota la principal deficiencia de las autoridades. Como ya dijimos antes, el Chaco Central es la región más seca. Existen pozos de agua, pero no alcanzan a cubrir la demanda mínima diaria de todos los habitantes. En plazos electorales, ningún gobierno quiere hacer un proyecto como ese ya que es difícil ver los resultados cerca de alguna elección. Y si esta no es la razón, de todas maneras no se ejecutan los fondos necesarios para la implementación de redes de agua en la zona, o se desvían a otras cosas.

Entonces se crea el falso sentido común sobre que son los indígenas los que no quieren “adaptarse”. La gente del lugar primero se preocupa por conseguir el almuerzo del día (única ingesta en la mayoría de las comunidades), luego tiene que aprovisionarse de agua caminando kilómetros en algunos casos para poder volver con unos veinte litros que no alcanzan para todos y a todo esto se acabó la jornada y al día siguiente la misma rutina. Una vez más caemos en la simpleza de que “no quieren”, sin saber que realmente no se puede, dada las condiciones. Por otro lado, mucho se habla de insertar a las comunidades, o no, a la vida “urbana” o “criolla”, pero en materia de estructura económica están tan introducidas como cualquiera de nosotros. Debajo de esos techos de paja, cubiertos de esas paredes de adobe o toldos y por encima de los pisos de tierra arenosa están prendidos los televisores con las señales de los medios de comunicación hegemónicos o los principales programas de entretenimiento y sus rutinas de bailes. El derrame económico que nos contaron no está llegando a esta zona, pero el capitalismo está tan presente como en cualquier lugar del globo. Estando en el lugar, nos damos con la realidad que la imagen bucólica de las comunidades no es como nos la pintaron en la primaria, tampoco es una foto de alguna ONG internacional, es la realidad más cruda de pobreza extrema a solo 500 kilómetros desde la ciudad de Salta.

Existen los esfuerzos de varias personas, organizaciones, algunos funcionarios, pero sin una política de Estado de reparación para con los pueblos originarios, la mayoría de las acciones solamente cubren una pequeña parte de todo lo que se necesita en el norte para levantar la catástrofe humanitaria, devolverle la dignidad a las comunidades y garantizar los derechos humanos.

Ahora el gobierno provincial extiende la emergencia, contará con fondos, seguro se ejecutarán en la zona, pero después el trabajo debería continuar más allá de la bandera política que haya en ese Departamento. Esta bandera también tiene un carácter histórico y permanente que explica de mejor manera el porqué de las condiciones socio-sanitarias, son los mismos personajes políticos quienes tienen intereses en la zona desde hace años. Si en tantas gestiones se logró tan poco, ¿no correspondería dar un paso al costado?.

Últimas noticias

REBELIÓN POPULAR POR LA LIBERTAD Y REPATRIACIÓN DE FACUNDO MOLARES

El pasado viernes 7 de agosto el Movimiento Rebelión Popular organizó una jornada nacional de lucha para visibilizar el pedido de liberación y repatriación...

UNA NOCHE DE FUMATA

Por Leandro Gamarra Entre los peligros más serios que acechan hoy día al pensamiento emancipador-revolucionario, tal vez sea el posibilismo el que más ha tomado...

[Aporte] La vigencia del Che y Mariátegui

Por Juan Manuel Carranza Laurente José Carlos Mariátegui nace un 14 de Junio de 1894 Ernesto “Che” Guevara nace un 14 de Junio de 1928 Entre ambos...

Apoyo a los bloqueos por la democracia en Bolivia

https://youtu.be/ewZ28oUx8uI Leonardo Juárez, Secretario del Partido Comunista de Salta y director de Revista Centenario envía su apoyo a los...

Noticias relacionadas

REBELIÓN POPULAR POR LA LIBERTAD Y REPATRIACIÓN DE FACUNDO MOLARES

El pasado viernes 7 de agosto el Movimiento Rebelión Popular organizó una jornada nacional de lucha para visibilizar el pedido de liberación y repatriación...

UNA NOCHE DE FUMATA

Por Leandro Gamarra Entre los peligros más serios que acechan hoy día al pensamiento emancipador-revolucionario, tal vez sea el posibilismo el que más ha tomado...

[Aporte] La vigencia del Che y Mariátegui

Por Juan Manuel Carranza Laurente José Carlos Mariátegui nace un 14 de Junio de 1894 Ernesto “Che” Guevara nace un 14 de Junio de 1928 Entre ambos...

Apoyo a los bloqueos por la democracia en Bolivia

https://youtu.be/ewZ28oUx8uI Leonardo Juárez, Secretario del Partido Comunista de Salta y director de Revista Centenario envía su apoyo a los...