Page 10 - REVISTA CENTENARIO N°-10
P. 10

Revista Centenario N°10 – Julio de 2020



                 Tomando la situación de la deuda en su relación con los inicios de la conformación del
            Estado,  el  empréstito  de  la  Baring  Brother  bajo  la  presidencia  de  Rivadavia,  no  tuvo  una
            relación progresiva ni lineal entre la deuda con los capitales ingleses y la deuda actual con los
            capitales  transnacionales  en  la  fase  imperialista.  Si  bien  la  característica  común  fue  la  de
            extraer los recursos del país por medio del mercado financiero, no tuvo el mismo origen ni
            una misma finalidad.
                 Cuando las viejas colonias españolas se independizaron y se constituyeron en Estados
            nacionales, el lugar que ocuparon en la división internacional del trabajo fue la de compradores
            de  productos  industriales  y  exportadores  de  materias  primas  hacia  los  países  centrales,
            principalmente Inglaterra. Los empréstitos e inversiones hacia los países periféricos desde
            los países industrializados tuvieron la finalidad de desarrollar una infraestructura logística y
            productiva agroexportadora, mientras se creaba un mercado interno para la importación de
            productos  industriales.  Si  bien  gran  parte  de  la  deuda  quedó  en  manos  de  agentes
            especulativos  y  corruptos,  su  causa  surgió  del  desarrollo  que  necesitaba  el  país  para  el
            comercio mundial y para la construcción y consolidación del Estado nacional .
                                                                                             3
                 A diferencia de este proceso de endeudamiento e inserción en la división internacional
            del trabajo, el origen de la deuda actual no se generó a partir de la necesidad del desarrollo
            productivo  de  la  economía  nacional  para  abastecer  a  los  países  capitalistas  desarrollados,
            sino  a  una  multiplicidad  de  causas  correspondientes  a  la  fase  financiera  global  del
            imperialismo.
                 La matriz de dominación y saqueo que padece hoy la Argentina tuvo su inicio en la crisis
            del  petróleo  del  año  1973.  Esta  crisis,  como  tantas  otras  del  capitalismo,  fue  resuelta
            mediante  la  creación  de  un  instrumento  financiero  (en  este  caso  los  petrodólares),  cuyo
            propósito fue el de volcar el excedente productivo a los países periféricos como deuda.
                 De  esta  forma  los  grandes  centros  capitalistas  lograron  descomprimir  el  exceso  de
            dólares y generar un mecanismo para obtener grandes y seguras ganancias.
                 Con  estos  instrumentos  políticos,  económicos  y  financieros,  el  imperialismo  pudo
            canalizar las grandes fortunas de las monarquías árabes, mientras sometía a las economías
            latinoamericanas a un endeudamiento eterno.
                 Para imponer estas medidas fue necesaria la aniquilación de toda resistencia popular a
            través de guerras de baja intensidad y golpes de estados.





            3
             La deuda con la firma inglesa Baring Brother, no fue el único empréstito que se contrajo en el período de formación de la
            nación argentina. Durante la lucha entre la Confederación y la Pcia de Buenos Aires, ambos bandos contrajeron deudas
            externas e internas. En 1861, poco antes de Pavón, la Confederación presentaba una deuda externa de 1.2 millones de
            pesos y un total de títulos nacionales por 2.9 millones de pesos, siendo el mayor acreedor externo el gobierno monárquico
            brasilero. En 1864 la Provincia de Buenos Aires contabilizaba un empréstito de Londres por 394.306 pesos. Estas deudas
            fueron utilizadas, junto a otros recursos propios, para reforzar e incrementar los ejércitos, con el objetivo de imponer un
            modelo de Estado nacional.
            El empréstito de Londres de 1824 fue provincial hasta que en el año 1880 fue reconocido como nacional, y fue terminado
            de pagar en 1904. De 1 millón de libras de la deuda originaria, se terminó de pagar 1.641.000 libras.


                                                                                                                9
                                                  www.revistacentenario.com
   5   6   7   8   9   10   11   12   13   14   15