18 C
Salta
viernes, octubre 23, 2020

HACE FALTA UNA ESTRATEGIA REVOLUCIONARIA EN LA LUCHA DE LOS PUEBLOS DE AMÉRICA

Por Pável Blanco Cabrera (Primer Secretario del CC del Partido Comunista de México)

Considero un deber atender la invitación que nos hace la revista Centenario, de Argentina, porqué es una forma de expresarles nuestra solidaridad en la lucha que libran desde hace varios meses por la libertad del revolucionario Facundo Molares. Deben saber que la consideramos una causa justa, y que pueden contar con nosotros. Facundo Morales es un internacionalista, y es por ello que más de una vez arriesgó su vida y libertad para ser leal con ese principio, con el que todo que se considere partidario de la emancipación social debe ser consecuente.

Es también una oportunidad para compartir reflexiones que emanan de la deliberación colectiva y conclusiones a las que hemos llegado en el Partido Comunista de México sobre la situación de América Latina y las tareas de quienes  aspiran a transformar el mundo, como se dice en la XI tesis sobre Feurbach.

Es conveniente enunciar que el punto de partida de nuestro análisis es colocar el enfoque general, las regularidades, que sin desdeñar las especificidades, las particularidades no eleva estas últimas a prioridad. Para decirlo en una expresión que le gustaba mucho a Lenin, “que el árbol no nos impida ver el bosque”.

Como se puede comprender los comunistas en México luchamos por la revolución socialista en nuestro país, ya que como expresa el Manifiesto del Partido Comunista, la lucha de clases es nacional por su forma… pero internacional por su contenido. Esto es, desde 1917, vivimos una época de revolución social donde hay una transición histórica del capitalismo al socialismo, inaugurada por la ruptura del sistema imperialista en su eslabón más débil, con el triunfo de la Gran Revolución Socialista de Octubre. Los importantes cambios ocurridos en el Mundo a lo largo del siglo XX así lo constatan. Y los sucesos contrarrevolucionarios que derrocaron la construcción socialista en la URSS y otros países, los consideramos temporales, parte de la dialéctica revolución/contrarrevolución. El punto es que el capitalismo llegó a sus límites históricos, se encuentra en putrefacción, y debe ser derrocado. El camino para ello fue indicado en 1917, y el proceso general hasta la emancipación de los explotados del mundo esta entrelazado a lo iniciado por los bolcheviques.

Por tanto la revolución socialista en México la consideramos parte de ese proceso revolucionario general, que teniendo sus particularidades, tiene sobre todo regularidades que le ligan a la lucha de la clase obrera internacional y de todos los pueblos. Y el contenido internacional determina también las condiciones de la lucha; por tanto nuestra lucha concreta en México está también marcada por la reflexión y posicionamiento frente a lo internacional.

En el caso de nuestro ámbito más inmediato que es América Latina no hacemos sino proseguir lo más avanzado y progresista del movimiento revolucionario, y por supuesto del comunista.

Hacemos, como es evidente, referencia a las ideas revolucionarias burguesas que se transformaron en fuerza material en el siglo XVIII y que llegaron a América primero con la revolución haitiana, y que en 1810 desató poderosas fuerzas en la los virreinatos de la Nueva España, Perú y el Rio de la Plata con revoluciones sociales que tenían por principal objetivo la independencia nacional y el fin de la esclavitud. Claro que esos procesos sociales se condicionaban por una base material que hacía imposible que la dominación española continuara después de casi tres siglos, y por una corriente ideológica que siendo revolucionaria en ese momento debe ser evaluada en su contexto –el ascenso revolucionario de la burguesía frente la caduca clase dominante anterior- y que no puede proyectarse a nuestros días como plenamente vigente para el conflicto de clase. O como se dice en El 18 Brumario de Luis Bonaparte, “no se puede sacar poesía del pasado, sino solamente del porvenir”. Por supuesto que tenemos el máximo respeto por los revolucionarios del siglo XIX desde Hidalgo, Morelos, Bolívar, San Martín, Martí; pero su ideario no da solución a los problemas contemporáneos.

Y también nos referimos al gran aporte contemporáneo del movimiento comunista en la región; lo que cada partido comunista viene aportando desde 1918 (Fundación de la Sección Argentina de la Internacional Comunista, primera en el Continente) y sus cuadros, desde Mella, Mariategui, Ernesto Guevara, Fidel Castro, Rodney Arismendi, Manuel Marulanda.

En todos ellos aparece el asunto de la estrategia continental. Y este punto siempre presente a veces queda solo en un componente discursivo y no necesariamente una concepción que oriente nuestro accionar.

A la altura solo estuvo la II Declaración de la Habana y el ulterior esfuerzo de las FARC-EP para generar una coordinación de fuerzas revolucionarias, que en su momento tuvo la denominación de Movimiento Continental Bolivariano.

Hoy hace falta reflexionar sobre ello, discutir seriamente. Se acumula una importante experiencia.

La situación cambiante, el proceso de la lucha de clases nos permiten apreciar que reflexiones colectivas situadas hace una década han quedado atrás.

Existía por ejemplo la expectativa sobre el rumbo del progresismo Después de 22 años es posible ya extraer conclusiones de la naturaleza de clase de esa opción política, de qué clase gobierna y para quien. Si está a favor de continuar el capitalismo o no. ¿O necesitamos otros 20 años?

La situación en Colombia por ejemplo después de los Acuerdos de paz de La Habana, por ejemplo dio un giro… y luego otro, con La Segunda Marquetalia, que retomó el hilo revolucionario y lo anudó justo en el punto donde se había roto.

Nadie debe extraer conclusiones en dirección opuesta a lo que aquí se plantea. Hay elementos que son claros como el agua. Somos solidarios con la Revolución cubana y con los que pueblos que luchas y enfrentan la agresividad de uno u otro polo imperialista. Pero también somos distintos de esa izquierda que hegemoniza y que solo busca gestionar el capitalismo, que busca la alternancia, no la alternativa. Simplemente coloco que los comunistas de México llegamos a la conclusión de que es necesaria una discusión entre las fuerzas revolucionarias acerca de una estrategia continental, antagónica al capital, pero también al reformismo

Últimas noticias

REBELIÓN POPULAR EN ENTRE RÍOS

Por César Folonier El Movimiento Rebelión Popular en Entre Ríos surge por la necesidad de gestar una respuesta a la situación desesperante q viven vastos...

Cuando pienso en el Che: Poder, Revolución y Comunismo

Por Leonardo Juárez Las estrategias de los poderosos en relación al CHE han transitado por una doble vía, anulación y apropiación, que a la manera...

CANCILLERÍA ARGENTINA EXIGIÓ LA LIBERACIÓN DE FACUNDO MOLARES

Finalmente, el pasado 1 de octubre, el organismo realizó una presentación oficial por la liberación de nuestro Fotoreportero Facundo Molares. Compartimos el texto del...

REPUDIAMOS LAS AMENAZAS E INTENTOS DE AMEDRENTAR A MILITANTES POPULARES!

En el día de la fecha un grupo de individuos se acercó a la casa de nuestro camarada, responsable político de la Federación Juvenil...

Noticias relacionadas

REBELIÓN POPULAR EN ENTRE RÍOS

Por César Folonier El Movimiento Rebelión Popular en Entre Ríos surge por la necesidad de gestar una respuesta a la situación desesperante q viven vastos...

Cuando pienso en el Che: Poder, Revolución y Comunismo

Por Leonardo Juárez Las estrategias de los poderosos en relación al CHE han transitado por una doble vía, anulación y apropiación, que a la manera...

CANCILLERÍA ARGENTINA EXIGIÓ LA LIBERACIÓN DE FACUNDO MOLARES

Finalmente, el pasado 1 de octubre, el organismo realizó una presentación oficial por la liberación de nuestro Fotoreportero Facundo Molares. Compartimos el texto del...

REPUDIAMOS LAS AMENAZAS E INTENTOS DE AMEDRENTAR A MILITANTES POPULARES!

En el día de la fecha un grupo de individuos se acercó a la casa de nuestro camarada, responsable político de la Federación Juvenil...