7 C
Salta
lunes, agosto 10, 2020

LUCHA DE CLASES

Por Flabián Nievas

En estos tiempos todos estamos un poco desorientados. El cese de las actividades habituales para la mayoría de la población hace que perdamos un poco los parámetros y, con ello, ciertas observaciones pueden estar atadas más a estados de ánimo que a las condiciones reales en que suceden las cosas. Es como si, mágicamente, un virus hubiera suspendido la lucha de clases, lucha que, como las estaciones del año, no se detiene nunca (mientras haya sociedades de clases).

Hoy por hoy, casi los únicos que salen a manifestarse en las calles son los anti-cuarentena (entre los que están los derechistas, los fanáticos, y los directamente lunáticos, o las tres cosas en diferentes proporciones). Pareciera, insisto, una pausa de las luchas sociales. Sin embargo, no es así. Más bien deberíamos decir que estas son las peores condiciones para el proletariado, que no puede ni siquiera protestar públicamente. Y no se trata de oponerse a las medidas sanitarias que son, a todas luces, atinadas (cuarentena, distanciamiento social, barbijos, etc.), sino a que ante el achique generalizado de la economía (se estima una caída del PBI en Argentina del orden del 10%, comparable a una gran catástrofe natural o al de una guerra), quien pierda menos de esa proporción, en términos relativos está ganando. Pero, hay quienes no pierden nada (y esos ganan más), y quienes, ante el desastre generalizado, ¡ganan más! (es el caso, por ejemplo, de las empresas de seguros, las ART, los intermediarios concentrados en la cadena de comercialización de alimentos, etc.). Esa apropiación silenciosa de excedentes, de los que antes disponían otros sectores, es una manifestación de la lucha de clases. Porque si alguien gana, alguien pierde.

Pero cuando el pobrerío no puede organizarse y discutir, los sectores burgueses que pueden, avanzan en la apropiación de recursos. Entonces nos encontramos con una serie de fenómenos asociados: por un lado, la desesperación de los sectores proletarios más vulnerables hace que sea casi imposible cualquier tipo de reflexión política. La magra ayuda del Estado (vía IFE o bolsones de alimentos) generan un lazo de dependencia emocional que resulta muy difícil de quebrar: pero no es con el Estado (en abstracto) sino con los agentes gubernamentales que impulsan dicha política. Por otra parte, asistimos a un show de la derecha que no duda en tildar de “comunista” al gobierno porque amagó con tomar una tímida medida para preservar una empresa privada (Vicentín) que estafó a miles de pequeños productores y a la propia banca estatal, además de a muchos otros. En paralelo a ambas cuestiones, los sordos tirones por la apropiación de parte de la renta nacional.

Veamos algunos aspectos (de muchos otros que se podrían observar). Mientras que un pobre sin trabajo cobra $ 10.000 por mes y por hogar, el grupo Clarín, dueño de Fibertel-Cablevisión-Personal (que han sido unos de los que más aumentaron sus ganancias desde la pandemia) es asistido por el Estado con ATP. Los tenedores de deuda externa, a los que al principio se les ofrecieron U$S 39 por cada plancha de devaluados bonos, ahora tienen una oferta de U$S 52,50. ¿Queda claro que hay una subvención al capital? Subvención, vale aclarar, que contó con la santificación de la CGT, cuya cúpula bendijo la baja salarial. Y esto no es por una maldad intrínseca del gobierno que encabeza Alberto Fernández, quien, creo yo, honestamente cree que está haciendo todo lo posible por ayudar a la gente común; sino por los límites objetivos que tiene una política que no se propone cambiar el sistema, y que ingenuamente apuesta a generar las condiciones para un capitalismo “con rostro humano”. El capitalismo es capitalismo, explotación del hombre por el hombre. No admite otra razón que no sea la tasa y la masa de ganancia. Como sea, y pierda quien pierda. Esa es la razón profunda del capital: la valorización del valor. El capital solo merma sus dividendos cuando el pueblo organizado logra ponerle coto a esa sed insaciable de ganancia. Es parte de la lucha de clases.

Marx explicaba que la lucha de clases se da en dos sentidos: entre los explotadores y explotados, pero también en cada uno de los bandos, entre sí (explotadores contra explotadores, para ver quién se queda con mayor tajada; y entre explotados, la guerra entre pobres, para ver quién se queda con una migaja), y que finalmente, gana el bando que se golpea menos entre sí. Y, dado que los golpes son inevitables, haga uno algo o no haga nada, entonces lo que importa es dónde (o a quién) dar los golpes. Y eso es tan importante como saber cuándo y cómo darlos. Es preciso que los cuadros dirigentes ajusten mejor que nunca la mirada, que clarifiquen, que no traten de ir más allá de dónde se puede. Las condiciones de lucha nunca son óptimas, y hay que asumir las tareas en las condiciones que la historia impone. Pero hay que saber hacerlo. Es un momento en que vale tanto organizar una olla popular, para mantener alimentados a los sectores más desprotegidos, como alimentarles la mente, inculcándoles el mejor de los virus: el comunismo.

Últimas noticias

REBELIÓN POPULAR POR LA LIBERTAD Y REPATRIACIÓN DE FACUNDO MOLARES

El pasado viernes 7 de agosto el Movimiento Rebelión Popular organizó una jornada nacional de lucha para visibilizar el pedido de liberación y repatriación...

UNA NOCHE DE FUMATA

Por Leandro Gamarra Entre los peligros más serios que acechan hoy día al pensamiento emancipador-revolucionario, tal vez sea el posibilismo el que más ha tomado...

[Aporte] La vigencia del Che y Mariátegui

Por Juan Manuel Carranza Laurente José Carlos Mariátegui nace un 14 de Junio de 1894 Ernesto “Che” Guevara nace un 14 de Junio de 1928 Entre ambos...

Apoyo a los bloqueos por la democracia en Bolivia

https://youtu.be/ewZ28oUx8uI Leonardo Juárez, Secretario del Partido Comunista de Salta y director de Revista Centenario envía su apoyo a los...

Noticias relacionadas

REBELIÓN POPULAR POR LA LIBERTAD Y REPATRIACIÓN DE FACUNDO MOLARES

El pasado viernes 7 de agosto el Movimiento Rebelión Popular organizó una jornada nacional de lucha para visibilizar el pedido de liberación y repatriación...

UNA NOCHE DE FUMATA

Por Leandro Gamarra Entre los peligros más serios que acechan hoy día al pensamiento emancipador-revolucionario, tal vez sea el posibilismo el que más ha tomado...

[Aporte] La vigencia del Che y Mariátegui

Por Juan Manuel Carranza Laurente José Carlos Mariátegui nace un 14 de Junio de 1894 Ernesto “Che” Guevara nace un 14 de Junio de 1928 Entre ambos...

Apoyo a los bloqueos por la democracia en Bolivia

https://youtu.be/ewZ28oUx8uI Leonardo Juárez, Secretario del Partido Comunista de Salta y director de Revista Centenario envía su apoyo a los...