7 C
Salta
lunes, agosto 10, 2020

¿QUÉ FUE DE LOS COMUNISTAS?

Por Pablo Stasiuk

“Me permito recordarle que aparte de músico, y aun por encima de mi profesión, soy un ciudadano. Un ciudadano con ideas. Que me mantuve toda la vida con ellas a pesar de la cárcel, las persecuciones y discriminaciones. Que soy un comunista y de los que no se doblegan ante las dificultades y fracasos” Osvaldo Pugliese

El enorme Don Osvaldo nos da pié, a partir de su frase, para meternos en un tema que es bastante preocupante: ¿Qué pasa con los comunistas dentro del arte?

Históricamente el movimiento comunista internacional se ha destacado por su inserción y compromiso dentro de todas las ramas del arte. Para citar algunos ejemplos podemos recurrir a los nombres de Vladimir Mayacovski, Máximo Gorki, Bertolt Brecht, Paul Eluard, Marguerite Durás, Pier Paolo Passolini, Pablo Picasso, Pablo Neruda, Davis Siqueiros, Miguel Hernández, Violeta Parra, Víctor Jara y César Vallejo…solo por nombrar a un puñado destacado.

Mercedes Sosa

Entrando en el plano nacional concretamente, desde la década del ‘30 hasta la década del ‘70 incluida hubo una fuerte influencia de los artistas comunistas en las ramas artísticas argentinas y en la creación de los sindicatos que defendían los derechos de los trabajadores del arte. Uno de los primeros fue Lino Spilimbergo, pintor, militante comunista y fundador del Sindicato de Artistas Plásticos de la Argentina. Para tener una idea de quién fue Spilimbergo nos remitimos a las palabras del camarada muralista mexicano David Alfaro Siqueiros que lo definió como “el mejor pintor argentino de todos los tiempos, incluso entre los mejores del mundo”.

Un poco más adelante y en la poesía pueden destacarse figuras centrales como Raúl González Tuñón, Hamlet Lima Quintana, Armando Tejada Gómez, Juan José Manauta, Juan L. Ortiz y Eugenio Mandrini entre otros. Por aquellos tiempos el pintor Carlos Alonso se referiría a su retiro del PCA con una frase que sería un adelanto de lo que pasaría más adelante: “Me fui del Partido de una manera infeliz porque ni siquiera me dieron la posibilidad de exponer mi punto de vista. No les interesaba saber que pensaba, a mí me hizo mucho daño, me costó mucho porque nunca pude entender cómo se puede tirar a la gente a la basura sin darle una oportunidad de defensa. Me fui con la cabeza gacha, ni siquiera me expulsaron”

Carlos Antonio Tunuyanino

Los años pasaban y la participación de los artistas comunistas se daba sobre todo en la música popular. A la aparición del enorme Atahualpa Yupanqui se sumaba el proyecto del Nuevo Cancionero que se podría marcar como la referencia del folclore comprometido de las décadas del 60/70. Allí descollarían Mercedes Sosa, Oscar Matus, Armando Tejada Gómez, Hamlet Lima Quintana (integró el Comité Central del PCA hasta el día de su muerte). Además se sumaban referentes como Horacio Guarany, Jorge Cafrune, Ramón Ayala, Antonio Nella Castro y en el mundo del tango se destacaba un referente de todos los artistas argentinos, sin distinción ideológica ni musical: el enorme Osvaldo Pugliese.

Horacio Guarany

En la década del 80, de la mano de la Negra, se sumaron camaradas como Victor Heredia, Teresa Parodi, Julia Zenko, solamente por nombrar algunos.

Vayamos al grano

Después de éste pequeño repaso por algunos camaradas que hicieron historia dentro de la movida cultural argentina automáticamente nos nace ésta pregunta: ¿Qué pasa hoy con los comunistas y el arte? Y de donde se desprende otra: ¿Por qué los referentes artísticos son cooptados por gobiernos progre-reformistas llegando hasta a ocupar cargos en los mismos?

Mi primera impresión al intentar buscarle una explicación política a ésta situación, es que hay que asumir que la formación política que deben recibir los camaradas, en cualquier ámbito en que se desenvuelvan, no fue la correcta. Si venimos marcando esa debilidad en el terreno de la militancia hoy, la política hacia los artistas iba cargada de las mismas desviaciones.

Un quiebre significativo puede señalarse en la caída de la URSS y el Bloque Socialista. Ese hecho significó una herida de muerte en los movimientos revolucionarios mundiales, que encontraban en ese bloque un fuerte respaldo en la práctica a las ideas que se sostenían.

En lo que respecta al arte, la posterior globalización no solo de los mercados, sino también de los contenidos sumado al marcado desinterés que mostró nuestro partido en seguir teniendo activa esa trinchera, provocaron una sangría de militantes, muchos de ellos ligados al arte, que provocó el casi vaciamiento cultural del partido comunista. Se arriaron banderas en nombre de la “unidad”, se negó y se difamó a distintos artistas que marcaban cierta crítica hacia adentro y de a poco, una de nuestras banderas más preciadas, la de la presencia de las ideas comunistas dentro de los movimientos artísticos, pasó a manos de un movimiento burgués como el peronismo que ya no usa el arte como herramienta esclarecedora sino como artilugio convocante para cuando conviene. Incluso para cuando es necesario “bajar la ebullición social”.

La línea actual de nuestro partido, empantanada entre el reformismo, el posibilismo y el seguidismo a un proyecto totalmente ajeno a nuestras aspiraciones revolucionarias nos llena de incertidumbres… ¿o de certezas?

¿En qué lugar están los trabajadores comunistas de la cultura expresándose por la inmediata libertad de nuestro camarada y reportero de revista Centenario, Facundo Molares? ¿Dónde están nuestros poetas, pintores, escultores, músicos y bailarines hablando sobre lucha de clases, socialismo, toma de poder o programa revolucionario?

La misma línea reformista que fue condenada y derrotada en el 16 Congreso, y que dejó a un partido centenario a punto de la desaparición es la que hoy tiene las riendas del Comité Centras del PCA. Esa línea conciliadora que generó una multitudinaria sangría de viejos militantes, es la misma que hoy espanta a jóvenes con sueños y proyectos revolucionarios y los disuelve en una maraña de contradicciones ideológicas que terminan haciéndolos tomar por otros caminos.

No tenemos artistas revolucionarios (solo sobrevive un puñado, atado más por la coherencia que por la línea) así como no tenemos dirigentes sindicales revolucionarios, como no tenemos dirigentes revolucionarios y como no tenemos un programa revolucionario que apunte a la toma del poder.

Antes, durante y después de los procesos revolucionarios, uno de los pilares fundamentales es la batalla cultural. Hasta que no tengamos un Partido fuerte, que recupere sus atributos revolucionarios y que muestre una verdadera salida antisistema ante ésta calamidad capitalista, tampoco tendremos dirigentes, ni cuadros, ni militantes…y como consecuencia los artistas revolucionarios brillarán por su ausencia.

Como decía Armando, esperemos tener la fuerza para subir a cubierta y hacernos del timón, porque aunque no estemos en una situación pre revolucionaria, hay que tener el barco apuntando hacia el socialismo…para cuando el pueblo decida zarpar.

Últimas noticias

REBELIÓN POPULAR POR LA LIBERTAD Y REPATRIACIÓN DE FACUNDO MOLARES

El pasado viernes 7 de agosto el Movimiento Rebelión Popular organizó una jornada nacional de lucha para visibilizar el pedido de liberación y repatriación...

UNA NOCHE DE FUMATA

Por Leandro Gamarra Entre los peligros más serios que acechan hoy día al pensamiento emancipador-revolucionario, tal vez sea el posibilismo el que más ha tomado...

[Aporte] La vigencia del Che y Mariátegui

Por Juan Manuel Carranza Laurente José Carlos Mariátegui nace un 14 de Junio de 1894 Ernesto “Che” Guevara nace un 14 de Junio de 1928 Entre ambos...

Apoyo a los bloqueos por la democracia en Bolivia

https://youtu.be/ewZ28oUx8uI Leonardo Juárez, Secretario del Partido Comunista de Salta y director de Revista Centenario envía su apoyo a los...

Noticias relacionadas

REBELIÓN POPULAR POR LA LIBERTAD Y REPATRIACIÓN DE FACUNDO MOLARES

El pasado viernes 7 de agosto el Movimiento Rebelión Popular organizó una jornada nacional de lucha para visibilizar el pedido de liberación y repatriación...

UNA NOCHE DE FUMATA

Por Leandro Gamarra Entre los peligros más serios que acechan hoy día al pensamiento emancipador-revolucionario, tal vez sea el posibilismo el que más ha tomado...

[Aporte] La vigencia del Che y Mariátegui

Por Juan Manuel Carranza Laurente José Carlos Mariátegui nace un 14 de Junio de 1894 Ernesto “Che” Guevara nace un 14 de Junio de 1928 Entre ambos...

Apoyo a los bloqueos por la democracia en Bolivia

https://youtu.be/ewZ28oUx8uI Leonardo Juárez, Secretario del Partido Comunista de Salta y director de Revista Centenario envía su apoyo a los...