15 C
Salta
domingo, septiembre 20, 2020

UNA NOCHE DE FUMATA

Por Leandro Gamarra

Entre los peligros más serios que acechan hoy día al pensamiento emancipador-revolucionario, tal vez sea el posibilismo el que más ha tomado posesión de ese territorio de la ideología que llamamos “conciencia”. Si bien están conectados uno y otro, ya no hablamos de reformismo, que es otra cosa. Sino de la pérdida total del sentido de horizonte revolucionario. Es lamentable tener que decirlo, pero hoy somos testigos de un doloroso olvido. Si en algo ha triunfado la superstición posmoderna del fin de la historia, es en haber desactivado los objetivos por los que un partido comunista nace y se desarrolla, más todo el proceso que lo acompaña en su construcción concebida ni más ni menos que para la toma del poder. Y agregaría aún, más triste que desaparecer por completo, es sobrevivir como se pueda, no para esperar el momento propicio de reagrupar fuerzas y lanzarse nuevamente a la lucha revolucionaria, sino para la exclusiva y penosa tarea de perdurar como un mero colectivo amaestrado, mascota del sistema y del establishment de los partidos que lo sostienen.
El problema es que de esos camuflajes no se sale indemne. Y así no hay colectivo que sobreviva.
El último cachorro de este animal domesticado dio a luz apenas hace unos días, cuando se difundió en nombre del Partido Comunista un documento que realmente ha colmado de vergüenza a los comunistas, sin contar el espasmo que provoca comprobar qué tan lejos se puede llegar cuando un grupo de oportunistas está dispuesto a entregarle a la burguesía, atado de pies y manos, un partido de más de cien años de lucha. Sucede que cuando el posibilista se queda sin recursos argumentativos y la realidad lo expone con el culo al aire, simula, disimula, e incluso es capaz de utilizar cualquier tipo de falsificación:

“El gobierno y los acreedores privados de deuda llegaron a un acuerdo celebrado por La Rosada ¿Se viene el pacto social? Ahora se deberá pagar sólo 54,80 por cada cien dólares de una deuda que sigue siendo ilegal e ilegítima. Cosas del capitalismo.”

Tal el primer párrafo de este panfleto servil y decadente que se presenta con el poco lúcido título de “Fumata blanca”. Vaya descubrimiento. Se ve que el humo de la fumata le ha nublado el pensamiento a más de uno. La deuda “sigue” siendo ilegal e ilegítima. ¿Cuándo no lo fue? Con esa audaz certeza eso sí, sobreviene de contrabando una engañifa tomada de la alacena del glosario hegemónico: “ahora se deberá pagar sólo 54,80”. Cualquiera que sepa un poco de economía y finanzas sabe que eso es una mentira de acá a Pekín. Pero si aún fuera cierto, si la deuda es “ilegal e ilegítima…” ¡Entonces cualquier desembolso representa un hecho consumado de apropiación delictiva! Nunca se paga “menos” cuando lo que se paga es ilícito.
Cráneos.
Pero por favor, no nos detengamos en esas “pavadas”. ¿Deberá? ¿Quién es el sujeto que “deberá”? ¿Es posible que como categoría socioeconómica surja un nuevo sujeto innominado, alguien que no tiene nombre? ¿Quién deberá? ¿Cadorna?
Carajo. Cuánta impostura y falsificación.
Todo lo que sigue después de esa introducción es la declaración de alguien que, o desconoce por completo el origen y los mecanismos de expoliación y saqueo de la Deuda, o peor, es la manifiesta intención de quien se ofrece a sí mismo y a toda la organización partidaria de escudero de la burguesía, de sus socios, del imperialismo y de los usureros internacionales.
No se puede ser más chantas muchachos…
O mejor dicho, se puede:
“Queda claro que es importante entonces sacarse de encima, al menos, parte de esta presión que el actual gobierno heredó como consecuencia de la desmesurada toma de deuda y fuga de divisas que se perpetró durante la Presidencia Macri.”
“Sacarse de encima la presión”. Ya que la negociación establece un nuevo calendario de pagos que comienza en enero de 2021 y no en la fecha que de modo falso refiere el documento, deberíamos inferir que para nuestro domesticado escriba “sacarse de encima la presión” es pagar de acá a unos meses… ¡Pero pagar con el hambre del pueblo! ¿Sino qué otra cosa significa “sacarse la presión”!?
“Deberá”, “presión”, “cosas del capitalismo…”
Pero por si fuera poco damas y caballeros, para mentir hay que mentir en serio. Sí señor. Por eso aquí se omite inculpar al bueno de Alberto Fernández, un alma pura y sensible, hijo dilecto del cavallo-menemismo.
Alejandro Olmos Gaona, especialista en Deuda desenmascarando esta aviesa intención de cubrir las espaldas del oficialismo de turno, lo aclara debidamente: “Un detalle que estimo de importancia para evitar que se caiga en el error: en forma reiterada se habla de la deuda de Macri, y caen en esa equivocación economistas, periodistas y como era de esperar gran parte de la dirigencia política oficialista. Habría que recordarles que lean los documentos del Estado para que recuperen la memoria y comprueben que Macri no emitió ningún instrumento de deuda que no le fuera autorizado por el Congreso de la Nación donde nunca tuvo mayoría, por lo cual la deuda es responsabilidad de los legisladores que la que la autorizaron y el Poder Ejecutivo que la emitió, sin que hubiera control alguno por parte de la Comisión Bicameral de Seguimiento y Control de la Deuda Pública. Es decir, responsabilidades compartidas.”

Hay además, en todo ese fárrago de palabras huecas que constituye el documento, una frase que a esta altura ya no debería asombrarnos, sino más bien, debería hacernos reír (para no llorar) en un zoom de cien mil carcajadas:
“La quita es importante, lo que hace que el acuerdo sea satisfactorio para Argentina, dada la actual correlación de fuerzas.”
La quita “es importante” y el acuerdo es “satisfactorio” (¿para Argentina?).
“La actual correlación de fuerzas…” No podía faltar por supuesto. Sí. La correlación de fuerzas… Y coso. En fin.

En el film Una noche en la ópera, de los Hermanos Marx, hay una escena donde Chico y Groucho juegan uno de esos gags que se desarrollan por pura confusión semántica. Ambos están por sellar un acuerdo de representación artística, y papel en mano se desata este diálogo absurdo:
– Primera cláusula: “La parte contratante de la primera parte será considerada como la parte contratante de la primera parte” Qué tal? Está muy bien ¿no?
– No, eso no está muy bien.
– ¿Por qué no está bien?
– No lo sé. Quisiera volver a oírlo.
– Primera cláusula: “La parte contratante de la primera parte será considerada como la parte contratante de la primera parte”.
– Esta vez parece que suena mejor.
– ¿Vio? A todo se acostumbra uno…

Confieso que he leído una y otra vez el documento mencionado más arriba, fumata incluida, y no hay caso, sigo sin entender nada.
Y no suena mejor.
Da asco.

Últimas noticias

COLOMBIA: ¿QUIÉN DIO LA ORDEN DE MASACRAR EN BOGOTÁ?

Por Danna Urdaneta Comité de Solidaridad Internacional y Lucha por la Paz (COSI) Venezuela Twitter: @cosi_venezuela y @danna_ediciones Este 8 de septiembre fue asesinado del abogado Javier...

EL CAMINO ES LA ORGANIZACIÓN Y LA MOVILIZACIÓN POPULAR

Ante las acciones desestabilizadoras por parte de la policía bonaerense, el gobierno muestra todas sus debilidades para enfrentar los ensayos golpistas en ascenso, y...

GOLPES DE ESTADO 3.0 – Genealogía de la Bolivia nazi

Por Eduardo Ibarra Desde los grandes movimientos emancipatorios, que dieron inicio a los Estados nacionales durante el siglo XIX, hasta el presente, la historia de...

Verdades y mentiras del Gobierno de López Obrador

Por Pável Blanco Cabrera, Secretario General del Partido Comunista de México Hace ya dos años que en México ganó las elecciones para la Presidencia de...

Noticias relacionadas

COLOMBIA: ¿QUIÉN DIO LA ORDEN DE MASACRAR EN BOGOTÁ?

Por Danna Urdaneta Comité de Solidaridad Internacional y Lucha por la Paz (COSI) Venezuela Twitter: @cosi_venezuela y @danna_ediciones Este 8 de septiembre fue asesinado del abogado Javier...

EL CAMINO ES LA ORGANIZACIÓN Y LA MOVILIZACIÓN POPULAR

Ante las acciones desestabilizadoras por parte de la policía bonaerense, el gobierno muestra todas sus debilidades para enfrentar los ensayos golpistas en ascenso, y...

GOLPES DE ESTADO 3.0 – Genealogía de la Bolivia nazi

Por Eduardo Ibarra Desde los grandes movimientos emancipatorios, que dieron inicio a los Estados nacionales durante el siglo XIX, hasta el presente, la historia de...

Verdades y mentiras del Gobierno de López Obrador

Por Pável Blanco Cabrera, Secretario General del Partido Comunista de México Hace ya dos años que en México ganó las elecciones para la Presidencia de...